Reconciliación


Leyendo a Lluis Juan Bautista en "Edward Bach en Marlow Bucks", hace referencia a un aspecto fundamental para aspirar a ser simplemente lo que se es; la reconciliación con uno mismo, como vía para la congruencia con uno, vía para el autodescubrimiento de lo que uno, en realidad es, despojado de las "poses", que diariamente tanto beneficio produce en mi idea de ser lo que no soy o no demuestro ante los demás. Esa reconciliación conmigo que me permite brillar con luz auténtica y no con la artificial que me han dicho y he creído que da más y mejor luz. Todo ello como consecuencia de tratar de "ser buenos", y que para ello no se ha de desearlo para serlo. Y es en este punto, donde el proceso de reconciliación conmigo mismo, encuentra las trabas más dificiles de aceptar. Me pregunto y me doy cuenta de que tan dificil es simplemente ser y aceptarme tal cual soy, y que la reconciliación transforma eso que no me gusta de mi en algo que sí y que por ello de gracias.
A veces, parece que para la conciencia de mi, sea necesario vivir la experencia de todo aquello me han aconsejado a no ser vivido como el llanto, la aflicción, el pesar, la tristeza, un suspiro, etc. Estos estados emocionales conducen, a mi modo de ver, a un estado de alegría como consecuencia de aceptar lo que se vive sin intentar desviar mi atención en lo que experimento, pues si no fuera asi no podría reconciliar aquellas partes de mi pendientes de reconciliar, aceptar y perdonar. De esta manera no caería en decir aquello que digo no ser, siendolo en realidad y "no ser", que, según Lluis Juan Bautista, es un punto de partida para SER.

Parecelso dice en su "Botánica Oculta",


"Además de las relaciones de la planta con el sol que la nutre físicamente, hay que escoger para ella una sociedad que le sea propicia. Ciertas plantas prosperan viviendo al lado de ciertas otras, y mueren si sus vecinos le son antipáticas; de ahí se desprende una cuestión de afinidad o antipatía como podríamos demostrar con múltiples ejemplos, y los siguientes han sido hechos por experimentación diaria.


El olivo es amigo de la vid y quiere estar lejos de la col.


El ranúnculo (la ) es amiga íntima del nenúfar.


La ruda desea vivir cerca de la higuera."


Dios los cría y ellos se juntan. ¿Quién es el olivo o la vid en mi vida?. ¿Quien es la col?. ¿Donde o como en mi se expresa la vid, el olivo y la col? Una de las cosas que más me asombran, es la de descubrir lo parecidos que somos todos los seres vivios, o bien, las similitudes que tenemos entre nosotros. La diferencia entre un mineral, una planta y alguien como nosotros es simplemente el tiempo en que damos fé de nuestra presencia. Que efímera ha de ser nuestra existencia vista desde un mineral. Que inmutable ha de ser nuestra presencia ante una mariposa cuya existencia es de apenas unas horas. Los ritmos del universo no se cuentan por horas, minutos o segundos sino por eso mismo; ritmos. El instante que supone nuestra existencia en este momento y el que tengamos un encuentro con alguien, es un acontecimiento extraordinario visto desde la historia del universo, por lo que quiero vivir cada instante con toda la intensidad que sea capaz y que la lección que tenga que enseñarme la col me sirva para progresar en mi camino.

Agua

Reflexionando sobre los diferentes significados que para mi tiene el agua, es en principio como elemento físico, conductor de vida, de energía, la electricidad puede fluir a través de ella, es la madre de la evolución, es un motor de transformaciones, etc, etc. Uno puede imaginarse siendo agua y dejarse llevar por ese torrente que este fluido me permite vivir y sentir. Y al hablar del agua pienso en la energía femenina que representa pues son como el agua. Nuestro cuerpo es tres cuartas partes de agua, del agua surgimos y sin ella pereceremos. Mientras el hombre es continente, la mujer es contenido. Ese contenido que esta vivo y fluye, se desparrama, moja, inunda, riega, baña, empapa y no deja indiferente. Para mi, las mujeres y esa parte de femenino que hay en mi es una manifestación líquida de la esencia del ser.
Por todo lo anterior y siempre estando pendiente de las sincronicidades de la vida puedo dejarme fluir entre esas circunstancias que me propone la vida, como los encuentros con los demás y fluir fluir y fluir.

El que observa


Las sincronicidades inundan desde hace un tiempo mi vida
y oyendo a "Chambao" cantar "Ulere", me dí cuenta de que
nada sigue siendo por casualidad.


Los días me pasan volando

así de repente
se me ofrece una oportunidad
de expresarme en esta vida
con libertad

Apartando miedos, en mi despertar
unos se superan, otros ahí están
no juzgo la vida, prefiero aceptar
intento ser libre en mi caminar y amar

Los
días pasan volando

Estoy
agradecia de conocer
la magia que tiene el saber
saber que no solo soy la que piensa
elijo ser la que observa a la que piensa.

¿Quién hay detrás?


¿Quién hay ahí detrás?
¿Quién mira por encima de mi hombro?
¿Quién descubre que hay alguien mirando por encima de mi hombro?
¿Quién siente miedo de tener alguien mirando por encima del hombro?
¿Quién siente curiosidad? ¿Quién siente sorpresa? ¿Quién siente ansiedad?
¿Quién está alerta? ¿Quién espectante? ¿Quién imagina?
¿Quién especula? ¿Quién asegura? ¿Quién duda?
¿Quién explora? ¿Quién sufre? ¿Quién se regocija?....
Ninguna de esas…soy yo.

¿Estás despierto?


Parece la pregunta del millón. ¡Por supuesto que no! No en el sentido profundo de la pregunta, evidentemente no estoy dormida si estoy escribiendo esto…pero es obvio que no he despertado a la verdadera realidad que se mueve en torno y dentro de mi…si es que se pueden usar estos términos en esa dimensión.
Me hago la pregunta y me da risa…como si me hubiera visto el plumero, como esa risa que nos da de niños cuando nos pillan in fraganti…y después de la risa una mueca de aceptación de lo que ahora mismo es…me queda mucho por caminar para darme cuenta siquiera de lo profundamente dormida que estoy.
Aún así…no dejaré de cuestionarme esto cada día…para no olvidar que es necesario que suene por fin el despertador, y todo mi ser abra los ojos a la verdadera VIDA.
Un día como el de hoy,los Moriscos de Valencia reciben la órden de abandonar la que ha sido su patria durante más de 700 años. Después serían llamados los de Aragón, Extremadura, Castilla, Andalucía, etc. Obligados por los Reyes Católicos a convertirse a la religión Católica por miedo a ser expulsados, finalmente se les obliga a marcharse porque no se termina de aceptar el "fracaso" que supuso no ser capaces de convertirlos realmente. En 1609 había en España unos 4.000.000 de habitantes. La expulsión de unos 300.000 moriscos supuso un descalabro económico para el país del que no levantó cabeza hasta unos 100 años más tarde. Los moriscos eran campesinos, artesanos, comerciantes, trabajaban en el servicio, etc. y movían en buena parte la economía del Reino. Pero el drama no terminaba aquí puesto que en los países donde , supuestamente, debian comenzar una nueva vida se les consideraba musulmanes convertidos a la fé católica. Muchas injusticias, muchos sin sentido en nombre de Dios.

¿Y 2+2= 4 ó 10?


Alguna vez he observado el número 5 reflejado en un espejo, y no he visto ese número sino el 2. Detrás de un espejo, es posible que se abra una puerta a un mundo mágico, misterioso, desconcertante, mundos en los que hay que mirar bien donde se pone el pié, mundos en donde uno puede elaborar sus propias reglas y aceptar totalmente la responsabilidad de nuestras acciones. Pero me resulta emocionante adentrarme más allá de toda comprensión, como si lo que viera no tuviera que pasar por la mente.

5+5 = 10, pero no detrás del espejo, pero y qué importa el resultado?. Se llega a la conclusión de que las matemáticas son algo más que resolver problemas. Son llaves que abren esas puertas.

Es probable que si no respondo lo que se espera de la suma de 5+5 me llamen tonto y me aconsejen que no pierda más el tiempo y quizá después no me queden ganas de explorar otras posibilidades, pero ese pensamiento me ha liberado, soltado ataduras y después me doy cuenta de que todo es posible y los límites los pongo yo.

Ese que veo al mirame no soy yo, es alguien que encaja dentro de un molde que yo he creado pero hay muchos más moldes alli en en el mundo de las ideas.

Completud

El universo está en expansión desde el Big Bang. Los ciclos y los ritmos del mismo influyen en nuestra galaxia, nuestro sistema solar nuestro mundo e irremediablemente en nosotros, puesto que formamos parte del todo. El próximo equinoccio otoñal será el dia 23 de septiembre a las 3:10 hora solar. Cuando nuestro cuerpo y mente están sincronizado con los ritmos de la naturaleza, vivimos en armonía con la vida. Esto ocurre cuando permitimos que la inteligencia de la naturaleza fluya a través nuestra sin interferir con él. Pero esto no suele ser asi porque interferimos en la tendencia natural de los ritmos. Interferimos en nosotros cuando nos identificamos con la imágen que tenemos de nosotros mismos y nos olvidamos de quienes somos. Al permitirnos esto, perdemos nuestra sensación de conexión con nuestra alma, aquello que nos mueve e impulsa. Me preocupo al anticiparme a un problema cuando aún no es, y pienso que todo va a salirme mal. Todas las resistencias ante las propuestas de la vida para que salga de la burbuja, en la que me siento cómodo y lo controlo todo. Ese miedo que percibo al "soltar" para tomar otro camino. Es entonces cuando mi cuerpo empieza a hablar desde el estómago, el corazón, ese dolor de cabeza, ese enfado o cambio de carácter y que no quiero ver y es tan evidente desde fuera.

El día que atienda a la sabiduría de mi cuerpo, seré consciente de las sensaciones de mi cuerpo, obedeceré a mi intuición y dejaré que mis emociones se liberen de mis pensamientos, seré un Todo con el cosmos y fluiré en armonía y todo será fácil, y mi alma estará de nuevo conectada conmigo.

Rabindranath Tagore dice: "La misma marea de la vida que recorre mis venas día y noche corre por el mundo y baila con métrica cadenciosa. es la misma vida a la que mece el mar, cuna de nacimiento y muerte, en su flujo y reflujo. Siento que la caricia de este mundo de vida hace gloriosos a sus miembros. Y mi orgullo viene del latido de eras que baila en este momento en mi sangre".

Tapalehui 2010


En el Temazcal surge espontáneamente como necesidad de expresión de nuestras almas esta llamada:


Escucha hermano la canción de la alegria
el canto alegre del que espera
un nuevo día
ven canta sueña cantado
vive soñando el nuevo sol
en que los hombres
volveran a ser hermanos.
Ven canta sueña cantado
vive soñando el nuevo sol
en que los hombres
volveran a ser hermanos...........


Risas, alegría, emociones, complicidad, enseñanza hecha carne, Maura, conexiones más allá del lugar, recuerdos, vivir el ahora, plenitud, zambullirse en la vida, hadas, elementales, el paraiso, el río y neuronas espejo que permitieron saber de nosotros sin hacer nada más. Esta forma de vivir la vida sin la sensación de estar apeados y dejar pasar el tren, sino transitando y experimentar cada segundo de nuestra existencia. El responsable: Bach y sus tres colaboradores que han encarnado en esta vida el servir en lugar de recibir y nosotros, conscientes de nuestra gran fortuna por haber coincidido en el tiempo y en el espacio con ellos y podernos abrazar y respirar


Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abedecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre amigo hermano y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando

Valores


"¿Qué son los valores?" preguntó el Jóven Aprendiz.

"Los valores son cosas que dan una dirección a nuestras vidas".

"¿Qué quieres decir?".

"Mira", dijo el Mago, "tendemos a acercarnos hacia lo que valoramos y alejarnos de lo que no valoramos. En otras palabras, prestamos atención a aquellas cosas que creemos son importantes y pasamos por alto o sencillamente borramos la información que no creemos que sea importante".

"Ah, ya sé lo que quieres decir. La semana pasada estuve en un seminario y al tercer día el responsable le pidió a los delegados que cerraran los ojos y dijeran cuántas plantas había en la habitación. Hubo muchas respuestas diferentes y algunas personas llegaron a insistir en que allí no había ninguna planta en absoluto. De hecho había cinco y fue curioso que las personas que estaban más interesadas por las plantas fueron las que, en general, dieron la respuesta correcta".

"Así es exactamente. Nuestros valores son filtros. Cuando pensamos en la abundancia de información que contiene el mundo, es sorprendente, ¿verdad?, que nuestro aparato sensorial no se vea desbordado. Si percibiéramos todo lo que nos rodea, no seríamos capaces de actuar con eficacia. ¿Qué sucede entonces? Prestamos atención casi exclusivamente a aquellas cosas que valoramos y prácticamente ignoramos el resto".

"Esa debe ser la razón por la que todo el mundo tiene su propio modelo de la realidad. Todos vivimos en el mismo mundo, pero cada uno de nosotros lo experimentamos de una forma única y diferente. Prestamos atención a cosas diferentes de acuerdo con nuestro sistema personal de valores".

"Exactamente", dijo el mago. " El mapa no es el territorio, aunque las personas tiendan a comportarse como si lo fuera. Es más, cuando comunicamos nuestras experiencias a través del lenguaje, ya sea de nosotros mismos o a los demás, seguimos borrando información. Hablamos de las cosas que más valoramos o que creemos que los demás valoran. Dejamos fuera tantas cosas que a veces parece un milagro que podamos comprendernos lo más mínimo".

"Los valores que cada uno de nosotros defendemos predicen el modo en que nos comportaremos, con nosotros mismos y con los demás, y los niveles de habilidad que elegiremos desarrollar, o no, a fin de asentar estos comportamientos".


La magia de la Metáfora
Nick Owen

Ese no soy yo


Me estoy acordando ahora, que cuando tenía unos 10 años de edad el fútbol me interesaba y me llamaba la atención lo "mayores" que eran todos los jugadores de fútbol. Eran personas muy mayores y los veía a mucha distancia desde mi juventud. A medida que ha ido pasando el tiempo, esa impresión ha cambiado y hoy veo a los jugadores actuales "superjóvenes", y me pregunto si antes eran así también. Lo que si es verdad es que ni soy el de ayer ni tampoco seré el de mañana, entonces quién soy en realidad. Hace veinte años veía el mundo desde un punto totalmente diferente al de hoy, gracias a dios. Pero ayer también era otra cosa por lo que descubro que solamente puedo decir quien soy en este momento en el que escribo esto, pero no puedo saber nada más. Y aunque esto es muy evidente, no parece serlo cuando a veces digo que soy o quiero parecerme a ese que no soy pero quiero ser. El caso es que aún veo las fotos de antiguos futbolistas y creo que ahora nos cuidamos mejor por fuera. ¿Y por dentro?

Galileo, mensajero de las estrellas.


Miércoles, 22 de junio de 1633. Galileo acaba de revestirse con el sayón blanco de los penitentes. Los cardenales le ordenan: "¡De rodillas!". Galileo se adelanta arrodillado y pronuncia esas palabras que le queman:" Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galileo, de Florencia, de setenta años de edad, dado que este Santo Oficio me había dado jurídicamente la orden de abandonar la falsa opinión según la cual el Sol está en el centro del universo e inmóvil y que la Tierra no está en el centro del mundo y que se mueve, con el corazón sincero y con no fingida fe, abjuro, maldigo y reniego de los mencionados errores y herejías. Yo Galileo, abjuro como he dicho y lo firmo con mi puño y letra." Galileo acaba de abjurar de lo que sabe que es la verdad: que la Tierra gira en torno al Sol. Este es un humilde homenaje a un Genio de la todos los tiempos

Este también soy yo


Estos dias resulta inevitable identificarse con una estructura social y transpersonal, aunque uno se resista a ello. La estructura es perceptible desde los cinco sentidos y uno se deja atrapar por ella y por unos momentos uno siente la pertenecia a un colectivo. Es como cuando las tortugas marinas esperan a que aparezca una corriente para poderse trasladar en el espacio. Uno se diluye en dicha estructura y cede su individualidad, durante esos momentos, para ser solamente un grupo. No entiendo de futbol pero el trabajo en grupo bajo el lema de "somos un equipo", triunfa sobre aquel grupo en el que uno no se siente identificado con el todo.

Vivir estos instantes forman parte del ahora y desde mi circunstancia espacio-temporal en la que ahora existo, es un momento propicio para sumergirme y explorar en mi, estas sensaciones que quizá vuelvan a tardar en presentarse.

¡A POR ELLOS!

12 Almas


Con mucho cariño
para todos mis compañeros y mi maestro
pues me inspiran cada día
con sus vivencias


Érase una vez 12 almas que creían vagar perdidas por el mundo. Vivían temerosas, presas de sus miedos y creencias. A menudo se disfrazaban con diversas máscaras. Un día el destino (o Dios) quiso jugar con ellas y las reunió en una ciudad muy antigua. Cada una venía de un rincón oscuro de su vida y habían llegado allí por caminos diferentes. Todas habían escuchado dentro de sí una vocecita que les decía una y otra vez: ¡entra!, ¡entra!,… Pero ninguna sabía dónde tenían que entrar. Hasta que una tarde esas almas se encontraron “por casualidad” en un lugar un tanto misterioso. Imponía su silencio. La luz de la tarde daba unos tonos claroscuros a aquella habitación. Apenas llegaba información del exterior, ni tan siquiera el murmullo de la gente o el ruido de los vehículos al pasar por aquella transitada calle. Parecía como si estuvieran en una pequeña isla dentro de una gran ciudad.
Y dentro de esa isla, un pequeño templo donde se respiraba paz y armonía.
Un ser lleno de conocimiento y sabiduría las recibió con un amor singular, distante a la par que cercano. Era Sihul, el guardián del templo. Después de bendecirlas, las condujo despacio y con paso firme hasta la puerta de una ancestral caverna, donde allí –según el guardián- conocerían sus propias sombras, es decir, la parte más oscura de sus noches.

Cuando llegaron, Sihul les aconsejó que para salir de allí, tendrían que despojarse de todo cuanto traían, confiar... y entrar; e inmediatamente desapareció. Todas entraron en silencio y tras los primeros pasos contemplaron boquiabiertos como la galería de la cueva se iba transformando en un complejo laberinto de espejos.


A cada paso que daban por el laberinto cada una se iba viendo retratada en los reflejos que de sí les devolvían los espejos. Fue un camino difícil, pues cada una de estas almas enmascaradas veía lo que nunca había querido ver.

No cundió el pánico, excepto para aquella alma disfrazada de un chico con mirada penetrante y paralizada (Rock Rose), que deambulaba de aquí para allá, desconectado de su mundo interior.
Hubo quien desapareció rápidamente para encontrar la salida (Impatiens) envuelta en una especie de risa nerviosa, a la vez que contagiosa, que resonaba entre las paredes de la gruta.

La chica del cabello rizado y la gran sonrisa, apenas había dado unos pasos, temía (Mimulus) perderse más de lo que estaba y como a ella le gustaba la seguridad; prefería que la avisaran cuando alguien hubiera encontrado la salida.

Una de ellas eligió ir por su cuenta (Water violet), era la exploradora solitaria del grupo; se mostraba reticente a abrirse a aquellas otras almas que estaban en su misma situación.

La mujer de sonrisa afable arrastraba una rigidez mental que no la dejaba confiar y siempre veía la puerta de su salida cada vez más lejos (Gentian). Una ctitud que bien contrastaba con aquella otra mantenida por la chica de aspecto jovial y alegre (Centaury) que se encargaba de ayudar a todas las demás con aquella fuerza imperiosa que la caracterizaba, olvidándose por momentos de que todo aquello la iba debilitando.

Había un chico que en su búsqueda incesante de amor se pegaba fácilmente a cualquier alma cercana (Agrimony) a fin de recibir una muestra de afecto, que le hiciera más llevadera cierta ansiedad claustrofóbica.

Un alma inocente y bondadosa se quedaba parada en cada cruce de camino, dudando de cuál sería su camino correcto (Scleranthus), mediatizada por aquella falsa moral que tanto la había marcado.

Pero, no era la única que dudaba. Había otra chica que desconfiaba de sí misma, de todo cuánto había aprendido, de sus propias intuiciones (Cerato). Cada cierto tramo se sentaba a leer la leyenda de Teseo y el Minotauro por si esto le daba alguna pista para salir de allí, sin saber que solo su puro y noble corazón sería la brújula que la acercara hasta su “interior”.


Otra chica creía estar fuera del grupo, pero era su miedo ante la posesividad la que la alejaba. No distinguía aún el límite entre la generosidad y la exigencia (Chicory).

Otra, se detuvo ante un espejo y permaneció así largas horas, quieta, absorta y ensimismada; pensando en los miles de sueños que se le cruzaban en milésimas de segundos (Clematis).

Y no, no me he olvidado de aquel chico temeroso y callado, que animaba a escondidas a todas las demás almas dejando pequeños mensajes de ánimo y de unidad cada cierto tramo del laberinto; pero que se desesperaba, a veces, al no comprender la actitud de algunas de aquellas almas, ni la suya propia (Vervain).
Lo que sí es cierto es que, en algún momento, la soledad, la incertidumbre, el miedo y la resistencia se hicieron un hueco entre los corazones de estas 12 almas.
Cuenta la leyenda que cada una -a su ritmo- fue encontrando la salida dentro de aquel laberinto de espejos (al desarrollar aquella virtud que necesitaban). Finalmente salieron desnudas, plenos de amor y confianza.
… Y al salir una intensa luz blanca acompañada de una lluvia de hermosos pétalos caían sobre sus cabezas. Incluso desde allí se podía oler la brisa del mar.
Una mano firme y conocida les era tendida. Era la del guardián del templo, Sihul, a la que todas pronto reconocieron como la de su maestro.
Algunos, los más ancianos, cuentan que durante todo el viaje estas doce almas habían atravesado la cueva de Noctiluca (diosa de la luna, de la vida y muerte) y habían llegado hasta Malaka, la reina de los cielos, que los acogió en su seno.

fin

Antonio Bandera Sánchez
Terapia Floral 2009-2010

Los Montes. Luna de Mayo 2010

"Oda a la Alegria" de Friedrich Schiller
¡Oh amigos, cesad esos ásperos cantos!
¡Entonemos otros más agradables y
llenos de alegría!Alegría, alegría!
¡Alegría, bella chispa divina,hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos bajo tus alas bienhechoras.
Quien logró el golpe de suerte, de ser el amigo de un amigo.
Quien ha conquistado una noble mujer¡
Que una su júbilo al nuestro!¡Sí! que venga aquel que en la Tierra
pueda llamar suya siquiera un alma.
Pero quien jamás lo ha podido,
¡que se aparte llorando de nuestro grupo!
Se derrama la alegría para los seres
por todos los senos de la Naturaleza.
todos los buenos, todos los malos,siguen su camino de rosas.
Ella nos dio los besos y la vid,y un amigo probado hasta la muerte;
Al gusanillo fue dada la Voluptuosidad
y el querubín está ante Dios.
Alegres como vuelan sus soles,
A través de la espléndida bóveda celeste,
Corred, hermanos, seguid vuestra ruta Alegres,
como el héroe hacia la victoria.
Abrazaos Millones de seres!
¡Este beso al mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Debe habitar un Padre amante.
¿Os prosternáis, Millones de seres?
¿Mundo presientes al Creador?
Búscalo por encima de las estrellas!¡Allí debe estar su morada!

Estructuras Transpersonales


En este inmenso espacio en el que habito hay ocasiones en las que necesito saber de mi y donde estoy situado, como si el lugar en el que vivo fuera un gran tablero o un escenario en el que he de realizar una jugada o una interpretación. En momentos en los que no me identifico recurro a las estructuras transpersonales que tengo más a mano y que tengo a mi alrededor y con ellas me ligo. Y es que a veces y en contra de mis convicciones y creencias no puedo evitar conectarme a dichas estructuras y sentir cosas que jamás hubiera podido imaginar sentir. Se me vienen muchos ejemplos y en concreto me estoy acordando de esta última Semana Santa en una calle de Málaga a la que personalmente le tengo cierto cariño por lo que ella mueve: Calle San Agustín. Sin quererlo nos topamos con una procesión de una imágen que ahora no recuerdo su nombre, que me hizo conectarme con la energía que había envuelta en ella. A menudo al ver estas procesiones lo que veo son trozos de madera tallados, pero esta vez había mucho más. Me sentí conectado a la estructura con la que en ese momento me encontré y la sensación es de sobrecogimiento por lo que traía y el silencio que transmitió, porque no se podía hacer otra cosa. Aquello pasó, pero dejó un sabor, un recuerdo, una huella que siempre evocamos al hablar de esta última Semana Santa.

Explorar, investigar, vivir...


Los acabo de descubrir y ya soy una fan de este grupo uruguayo, de música bailona y letras aparentemente simples, pero profundas y llenas de contenido.

Este blog busca los mensajes que hay esparcidos por el mundo...aqui una muestra.

Por cierto, tienen otro tema que se llama "Bipolar"...¡¡¡no tiene desperdicio!!!


Ya no sé qué hacer conmigo (Cuarteto de Nos)

Ya tuve que ir obligado a misa,

ya toqué en el piano "Para Elisa"

ya aprendí a falsear mi sonrisa, ya caminé por la cornisa

ya cambié de lugar mi cama, ya hice comedia, ya hice drama

fui concreto y me fui por las ramas, ya me hice el bueno y tuve mala fama y

a fui ético y fui errático, ya fui escéptico y fui fanático

ya fui abúlico y fui metódico, ya fui púdico fui caótico ya leí Arthur Conan Doyle,

ya me pasé de nafta a gasoil

ya leí a Breton y a Molière, ya dormí en colchón y en sommier

ya me cambié el pelo de color, ya estuve en contra y estuve a favor

lo que me daba placer ahora me da dolor, ya estuve al otro lado del mostrador

y oigo una voz

que dice sin razón,

vos siempre cambiando

ya no cambias más

y yo estoy cada vez más igual,

ya no sé que hacer conmigo

ya me ahogué en un vaso de agua, ya planté café en Nicaragua

ya me fui a probar suerte a USA, ya jugué a la ruleta rusa

ya creí en los marcianos, ya fui ovo-lacto vegetariano, sano

fui quieto y fui gitano, ya estuve tranqui y estuve hasta las manos

hice un curso de mitología pero de mí los dioses se reían

orfebrería la salvé raspando, y ritmología aquí la estoy aplicando

ya probé, ya fumé, ya tomé, ya dejé, ya firmé, ya viajé, ya pegué, ya sufrí, ya eludí, ya huí,

ya asumí, ya me fui, ya volví, ya fingí, ya mentí y entre tantas falsedades,
muchas de mis mentiras ya son verdades

hice facil las adversidades, y me compliqué en las nimiedades

y oigo una voz que dice con razón

vos siempre cambiando

ya no cambias más

y yo estoy cada vez más igual

ya no sé que hacer conmigo

ya me hice un lifting, me puse un piercing,
fui a ver al Dream Team y no hubo feeling
me tatué al Ché en una nalga, arriba de mami para que no se salga
ya me reí y me importó un bledo,

de cosas y gente que ahora me dan miedo

ayuné por causas al pedo, ya me empaché con pollo al spiedo

ya fui al psicólogo, fui al teólogo, fui al astrólogo, fui al enólogo
ya fui alcohólico y fui lambeta,

ya fui anónimo y ya hice dieta
ya lancé piedras y escupitajos,

al lugar donde ahora trabajo

y mi legajo cuenta a destajo,

que me porté bien y que armé relajo

y oigo una voz

que dice sin razón

vos siempre cambiando

ya no cambias más

y yo estoy cada vez más igual

ya no sé que hacer conmigo

Por su seguridad........


Si no te paras tu ya te paro yo, o al menos ese es el mensaje que, para mi, la naturaleza ha dado de golpe a miles de viajeros. O si no, como se explica que tantísimas personas se hayan quedado inmovilizadas. La fragilidad de la existencia, el milagro que supone vivir no esta lo suficientemente tenido en cuenta en la rutina de la existencia y hablo también de mi mismo. Un movimiento natural, como la erupción de un volcán, detiene en seco las mentes de millones de personas proyectadas hacia el futuro. Bueno, la naturaleza hace lo que tiene que hacer y si a mi me descoloca, ese tiempo que he de invertir en "recolocarme" es quizá la oportunidad de volver a mi y "darme cuenta". Puede que no venga mal, al fin y al cabo, este toque de atención, puesto que no vivo solo en este mundo.

Un mundo libre de quejas


El otro día recibí algo que quiero traer aquí tal como me llegó, en forma de propuesta.
Viene de 'A Complain Free World' (Un mundo libre de quejas), y su promotor es el pastor Will Bowen que aprovechó un sermón dominical para extender entre sus feligreses esta toma de conciencia.
La invitación es interesante. Primero nos recomienda poner atención a las veces en que nos quejamos a lo largo del día. “Uf, qué sueño tengo…”, “Mira ese cómo conduce…”, “Hay que ver qué frío hace…”, “Qué cansado estoy..”, “Qué basura de programa..” etc, etc, etc. Nos sorprenderá comprobar la cantidad de quejas, críticas y cotilleos que generamos a lo largo de un solo día.
Nos quejamos por la misma razón por la que hacemos cualquier cosa: recibimos un beneficio a cambio. Creemos conseguir atención, aprobación o la simpatía del otro. Como cuando de niños, nos hacíamos los enfermos para no ir al colegio el día del examen (la salud es un tema estrella en la lista de quejas). Pero ¿a qué costo? Los doctores estiman que dos terceras partes de las enfermedades se generan ¡en la mente!
De esta forma estamos malgastando energía potenciando cosas que no queremos o no nos gustan. Así que la propuesta es invertir este proceso.
Podemos proponernos hacerlo junto con otra persona, para que así el compromiso sea más firme. Y a partir de aquí procuramos durante 21 días seguidos no hacer ningún comentario crítico, ninguna queja, no contar ningún chisme.
Son 21 días porque es el tiempo que se estima que se tarda en establecer un hábito o cambiar una conducta. De esta forma dejaremos de atraer eso que no nos gusta, o no queremos.
Para ayudarnos se propone usar una pulsera que nos colocamos en la muñeca derecha. Cada vez que incumplamos este compromiso, sin culpas, ni autocríticas, nos cambiamos de mano la pulsera, para hacernos conscientes y empezamos de nuevo. Y así hasta que consigamos limpiar nuestra mente de quejas durante 21 días seguidos. El promedio de tiempo que han necesitado las personas que lo han hecho antes, es de 5 meses. No es necesario usar una pulsera especial, vale también el reloj, o un pequeño objeto en el bolsillo que nos recuerde lo que estamos haciendo.
Creo que merece la pena tomar conciencia durante estos días de lo que queremos en nuestra vida, y empezar a vivir desde la GRATITUD hacia el universo por todo lo que nos ofrece cada día.
Yo empiezo desde YA.

DIOS Y YO

A Luís Jiménez
Luís propone descubrir a Dios a través del cuerpo.
Mi recipiente es sagrado,
se pliega y se expande solo para albergar palabras,
divinos actos de transformación, del beso y del pecho.
El deseo se toma su tiempo y aparca el quehacer
en la entrada del Alma,
pide permiso y sube por la garganta como el licor de absenta,
89 grados de éxtasis de 38 estructuras inconmensurables;
apetencia explorativa, ruta solar y signo lunar
por donde descubrir quién soy
y a qué dedico la energía de mi voz
que se desliza por el oasis del desierto.

Dios me habla, lo sé.
Siento su aliento detrás del oído,
jugando entre el pelo de hebras caobas,
henna y romero con agua bendita.

Luís me dio la mano y llegué a mi corazón rojo,
comprendí la raíz del problema y me propuse navegar para ver El rostro,
la cualidad de aquel que durante milenios me llama,
mi inconsciente lo sabe
y a veces me deja respirar igual que el cielo.

Quédate conmigo, Aquí,
Ahora,
y gracias.
Siempre,
Gracias.


María Cruz

¡Fiesta!


Un nuevo ciclo. Tiempo de acción.
El sol perfila sus rayos para calentar nuevos brotes que vuelven renovados desde el frío. Un inédito aroma en el aire, agua nueva que fluye, sonidos que resurgen, brillo fresco en los colores, insectos que estrenan aleteos, aves que ensayan su reciente trino, se renueva el perfume de las plantas, el cielo se aclara…comienza una vez más un extraordinario renacimiento.
La primavera es la forma que tiene la Naturaleza de hacer su fiesta e invitarnos a todos.

Equinocio de primavera


El sábado pasado a las 18:32 horas entró la primavera. Al igual que el solsticio anterior, en un espacio como este quiero dedicarle una atención especial a un evento que es único. La luz se hace más presente cada dia y al margen de todas las manifestaciones que anteriores pueblos en la historia que le han dedicado el justo protagonismo a esta efemérides, no debo vivir al margen de lo que esto me afecta. Para entrar en este período mi cuerpo debe estar preparado porque todas las vivencias, emociones, sentimientos, etc. se van a hacer patentes en este momento. Es muy habitual oir comentarios como, no puedo quedarme dormido, estoy cansado, me siento raro, estoy.....no sé....necesito un descanso. Cada dia que pasa no puedo pasar por alto la influencia de todo el universo en el que estoy inmerso y el no respetar los ciclos tiene como consecuencia lo que la primavera me pone de manifiesto.

Ha llegado la primavera, la tierra ha descansado, ha recibido la bendición del cielo en forma de agua y AHORA, es el momento de expandirse. Me pregunto ahora si durante estos meses anteriores me he respetado en cuanto a ciclos y alimentación se refiere. Lo que si haré será dejarme fluir en función de como la estación se presente y seguir sintiendo lo que siento porque sentir que siento es sentir como ahora la vida no pasa sin darme cuenta.

¡Gracias, Maestros!


Curiosa la alquimia que sucede cuando se produce una conjunción de maestros en el planeta tierra.
Tomarnos de la mano hacia el mundo de lo simbólico que nos rodea de una forma tan cotidiana, solo puede ser arte de Maestros. Y tuvimos dos en el mismo espacio, al mismo tiempo…nada menos. Los dioses nos fueron propicios y tuvimos la fortuna de recibir un cofre de ese conocimiento que derrochan envuelto en la sencillez de la Vida con mayúsculas.
Los rituales se mezclan en el cotidiano con la fluidez de lo natural, y transmutamos por unas horas el miedo en amor para un ritual de entrega de piezas fundamentales que un cerebro no puede procesar por completo…
Cuando la mente intenta atrapar el conocimiento y almacenarlo en forma de palabras y códigos legibles…no puede. La información fundamental viene dada en el lenguaje del alma y está encriptada para el intelecto, solo la puede traducir un corazón abierto y sereno. . que no tiene ningún interés por acumular información, solo experiencia encarnada.

Gracias Eduardo, Gracias Luis…por elegirnos.

Nuestra sombra

Desde hace tiempo se confirma una sensación, en la que las cosas que nos suceden lo hacen con mayor facilidad si no oponemos resistencia. A eso se le llama fluir. Mi experiencia es que ante las opciones que me plantea la vida para realizar, hay algunas que aparentemente son inabordables debido a imponderables de los que "no soy responsable" o eso me digo. Pero a medida que se acerca la fecha del evento o situación, el camino lleno de obstáculos que mi mente interponía, se va despejando hasta que llega el momento en que no hay excusas fuera y no nos queda más remedio que aceptar que las barreras son nuestras. Es más, con el tiempo uno va notando que las coincidencias (Jung las llama sincronicidades), me muestran caminos de forma simbólica o no tan simbólicas porque solo faltan decirse más alto.

Ayer tarde, fue un ejemplo de lo que estoy diciendo pues la satisfación que me produjo asistir a la conferencia del maestro Eduardo Grecco, fue inmensa y más aún por darme cuenta de que las oportunidades para disfrutar de la vida en todos sus ámbitos, consisten en estar atentos a esas señales que constantemente y diariamente nos muestran por donde tirar, para no perdernos nada de lo que una vida nos ofrece. Gracias Eduardo.

Mi congelador


Un día tuve una buena cosecha de pensamientos. Otro día, recogí una actitud que me hacia estar orgullosa. Otro día recolecté la fluidez con que mis pies pisaban el suelo.
Y siempre, al llegar a casa, abría la gran puerta del congelador y guardaba todo bien ordenado y clasificado, para cuando lo pudiera necesitar.
Cada día me siento en mi mullido y confortable sillón, satisfecha y tranquila porque tengo una buena colección de automatismos para la ocasión, y así me ahorro tener que improvisar cocinando algo nuevo.
Si el universo me regala días nuevos, frescos, llenos de vida…¿por qué me empeño en comer siempre los mismos platos descongelados y recalentados?

Nadie dijo que fuera fácil

Atreverme a experimentar lo que durante estas últimas semanas el universo me sugiere al levantarme, ha supuesto estar expuesto a fuerzas que no podía preveer, y vivir experiencias que no tienen razón de ser y que escapan a mi mente. Mi yo-actor realiza preguntas que no me llevan a ningún lugar. ¿Por qué estoy asi?, ¿Que me pasa?, ¿Por qué no me soporto?, con lo bien que estaba cuando me mentía. Cuando no sé porqué me pasa lo que me pasa, porque no hay ninguna razón para que me sienta así, me encuentro ante un terreno inexplorado y que se me muestra para vivir la nueva experiencia y aprender lo que haya que aprender y no buscar un atajo, porque sin saber por qué, me encuentro de nuevo al principio para realizar el mismo trayecto una vez más. Esta vez miré y no hice trampas. Dejó de importarme lo que pudiera pasar y lo viví y he pasado a la siguiente pantalla . Cuando vuelva a encontar la misma pantalla, tendré vidas suficientes, esta vez, para poder pasarla, porque esa experiencia ya la encarné.

Armonía


Tengo ganas de reir y rio.

Necesito llorar y lloro.

Tengo frío y me abrigo.

Tengo calor y me quito la ropa.

Estoy enfadado, me cabreo y grito.

Tengo ganas de dormir y duermo.

Me apetece abrazarte y lo hago.

Estoy triste y lo vivo.

Quiero vivir y lo hago ahora.

No quiero ver a nadie y desaparezco.

Quiero salir y busco.






El camino...


Si seguimos nuestros propios instintos, nuestros propios deseos, nuestros propios pensamientos y nuestras propias aspiraciones, jamás conoceremos otra cosa que la felicidad y la salud.


Dr. Edward Bach

Fitoterapia


Nadie se curó, si no se puso enfermo
Y es tan frecuente como extraño
Si no puede hacerte daño, no te hará feliz
Y no conozco otra manera de vivir
No voy a ser más complicado que una flor
Ya se que mientras tenga fuerte la raíz
El propio llanto regará mi corazón

Fito&Fitipaldis