Orgullo



Ayer se celebró el día de todos los santos y anteayer el de los difuntos. La muerte como protagonista y llena de tabúes en nuestra sociedad occidental y proyectada hacia la intelectualidad y el individualismo. Nos hemos preguntado por el motivo del miedo a la muerte y en mi reflexión he concluido con ciertas razones relacionadas con mi yo y mi identificación de lo que creo que soy y no soy. Le tengo miedo a la muerte porque me identifico con un cuerpo físico y el físico teme perder esa sensación. La conciencia hecha carne sabe de si a través de ella pero no resulta más que una idea o un sueño hecho realidad. No soy lo que creo ser y si me alejo de lo que me creo ser quizá me vea más como una parte de un todo más que una parte sesgada de un todo. Eso que durante mi vida me ha dado pavor, el verme tan diminuto respecto del universo no es más que ese temor. Ese miedo que Chicory siente al defenderse desde su identificación y que defiende a capa y espada. Pero solamente somos lo que se nos ha dado desde arriba y nada es nuestro y pensar lo contrario sería una de las enfermedades primarias de las habla Edward Bach en el capítulo 3 de "Curate a ti mismo":


"El orgullo se debe, en primer lugar, a la falta de reconocimiento de la pequeñez de la personalidad y de su absoluta dependencia del alma, y a no ver que los éxitos que pueda tener no se deben a ella, sino que son bendiciones otorgadas por la Divinidad interna; en segundo lugar, se debe a la pérdida del sentido de proporción, de la insignificancia de uno frente al esquema de la Creación. Como el Orgullo se niega invariablemente a inclinarse con humildad y resignación ante la Voluntad del Gran Creador, comete acciones contrarias a esa Voluntad"