¿Desenchufado?


Hoy me dejé olvidado en casa el bolso con todo aquello que me hace dependiente; el teléfono móvil, la cartera, las gafas para leer, la libreta de notas, la pluma para escribir. El inconsciente propone desde el alma la experiencia de vivir sin ataduras materiales y observar. Aquel o aquella que esté acostumbrada a estas cosas como yo, sentirá la incomodidad de vivir desde esta propuesta. No hay nada en el afuera sino que soltar es aventurarse en el terreno de lo no seguro, puesto que todas esas cosas que olvidé me dan seguridad desde el control. Ahora no puedo comunicarme como estoy acostumbrado. Voy indocumentado (quien soy realmente??). No llevo las gafas para leer de cerca lo que me obliga a mirar desde una perspectiva más amplia. Soltar es como lanzarse al vacío y confiar. Ya sé que cuando vuelva a casa y me reencuentre con el bolso de nuevo me sentiré seguro y seguramente me dormiré de nuevo. Hoy mi alma me dá la oportunidad de despertar y agudizar el ingenio y transitar sin apegos materiales. Este post lo estoy escribiendo sin gafas y es gratificante, aunque no vea los detalles. No tengo teléfono pero eso no me impide comunicarme con los demás. No es una crisis pero es un dia diferente y al serlo es una nueva visión de la realidad. Quizá hasta me guste volar.