Equinocio de primavera


El sábado pasado a las 18:32 horas entró la primavera. Al igual que el solsticio anterior, en un espacio como este quiero dedicarle una atención especial a un evento que es único. La luz se hace más presente cada dia y al margen de todas las manifestaciones que anteriores pueblos en la historia que le han dedicado el justo protagonismo a esta efemérides, no debo vivir al margen de lo que esto me afecta. Para entrar en este período mi cuerpo debe estar preparado porque todas las vivencias, emociones, sentimientos, etc. se van a hacer patentes en este momento. Es muy habitual oir comentarios como, no puedo quedarme dormido, estoy cansado, me siento raro, estoy.....no sé....necesito un descanso. Cada dia que pasa no puedo pasar por alto la influencia de todo el universo en el que estoy inmerso y el no respetar los ciclos tiene como consecuencia lo que la primavera me pone de manifiesto.

Ha llegado la primavera, la tierra ha descansado, ha recibido la bendición del cielo en forma de agua y AHORA, es el momento de expandirse. Me pregunto ahora si durante estos meses anteriores me he respetado en cuanto a ciclos y alimentación se refiere. Lo que si haré será dejarme fluir en función de como la estación se presente y seguir sintiendo lo que siento porque sentir que siento es sentir como ahora la vida no pasa sin darme cuenta.