Quienes Somos

La Escuela Andalusí, como escuela de pensamiento, busca fomentar la verdadera sabiduría interna en cada uno de los alumn@s que llegan a nuestras aulas.

La Escuela Andalusí, es más que una institución docente al uso, ya que en su corpus recupera el verdadero espíritu de “formación”, a través de transmisión del saber, en el sentido más profundo del término, tanto interno como externo. 

Nuestros formadores buscan fomentar, de manera personalizada, la verdadera sabiduría interna en cada uno de los alumnos y alumnas que llegan a nuestras aulas, para que puedan conocer “las Leyes de la Naturaleza y la verdadera naturaleza humana” y con ello, favorecer su evolución y reproducir sus vías expresivas tanto en su vida personal como en el ámbito creativo en el que participen socialmente."

La Escuela Andalusí integra en su corpus la mirada simbólica jungiana, a través de la teoría de los arquetipos y el inconsciente colectivo recogido en los mándalas arquetípicos, símbolo indiscutible de la Terapiafloral Evolutiva; la propuesta del paradigma kémico recogido a través de la filosofía hermética, entroncada con la alquimia y la astrología en la sabiduría andalusí, que podemos disfrutar a través de su legado, tanto en el ámbito filosófico como práctico, gracias a la maestría heredada de Yabir Abu Omar; la mayéutica socrática y su desarrollo a través d ela programación neurolingüística y sus diversas evoluciones hacia el coaching; y, por supuesto, la mirada terapéutica como sistema completo de acuerdo a la doctrina de Edward Bach. 

Por ello, la Escuela Andalusí, a través de su línea docente, propone volver a la formación académica en el sentido profundo que planteara Platón, para cubrir la necesidad que se envidencia en estos tiempos. Del modelo d epensamiento de la Escuela Andalusí, se derivan diversas áreas de estudio, de acuerdo a la necesidad del alumn@, todas ellas nacidas de una concepción de la vida fundamentada en la conexión con lo más profundo del ser humano, su Alma, entendiéndola desde una perspectiva espiritual, trascendente y ajena a todo contenido religioso.