Este también soy yo


Estos dias resulta inevitable identificarse con una estructura social y transpersonal, aunque uno se resista a ello. La estructura es perceptible desde los cinco sentidos y uno se deja atrapar por ella y por unos momentos uno siente la pertenecia a un colectivo. Es como cuando las tortugas marinas esperan a que aparezca una corriente para poderse trasladar en el espacio. Uno se diluye en dicha estructura y cede su individualidad, durante esos momentos, para ser solamente un grupo. No entiendo de futbol pero el trabajo en grupo bajo el lema de "somos un equipo", triunfa sobre aquel grupo en el que uno no se siente identificado con el todo.

Vivir estos instantes forman parte del ahora y desde mi circunstancia espacio-temporal en la que ahora existo, es un momento propicio para sumergirme y explorar en mi, estas sensaciones que quizá vuelvan a tardar en presentarse.

¡A POR ELLOS!

No hay comentarios: