¿Estás despierto?


Parece la pregunta del millón. ¡Por supuesto que no! No en el sentido profundo de la pregunta, evidentemente no estoy dormida si estoy escribiendo esto…pero es obvio que no he despertado a la verdadera realidad que se mueve en torno y dentro de mi…si es que se pueden usar estos términos en esa dimensión.
Me hago la pregunta y me da risa…como si me hubiera visto el plumero, como esa risa que nos da de niños cuando nos pillan in fraganti…y después de la risa una mueca de aceptación de lo que ahora mismo es…me queda mucho por caminar para darme cuenta siquiera de lo profundamente dormida que estoy.
Aún así…no dejaré de cuestionarme esto cada día…para no olvidar que es necesario que suene por fin el despertador, y todo mi ser abra los ojos a la verdadera VIDA.

No hay comentarios: