Los seres humanos vivimos un breve espacio de tiempo comparado con el universo. Sin embargo somos curiosos y queremos aprender y gracias a ello, experimentamos y vivimos. Hace mucho tiempo decidí, en ciertos aspectos de mi vida, dejar de vivir ciertas experiencias para no sentir aquello que anteriormente no me gustó sentir. Fácil. No siento y no vivo la experiencia y si no vivo la experiencia que queda de mi breve existencia? Ayer volví a reconocer la necesidad de dejar que las cosas sucedan tal como han de suceder sin abortarlas ni reprimirlas. Al dejar que suceda, descubro que aquello no era tan terrible y que esa experiencia es necesaria. ¿Cuantas vivencias aún por emerger que están esperando su oportunidad? Qué facil resulta todo cuando me acepto y cuando dejo que las cosas sean. Es fantástico. ¿Cuantas cosas hago a solas porque no me lo permito hacer ante los demás? Lo meditaré bien

No hay comentarios: