Solsticio de Invierno


El que una estrella como el sol exista tal y como lo conocemos, es el resultado de un equilibrio sutil entre la fuerza de la gravedad (hacia adentro), y la fuerza debida a la reacción nuclear (hacia afuera). Cuando el combustible del sol se vaya acabando habrá un desequilibrio y la gravedad atraerá hacia "si mismo" toda la masa del sol. Estamos hechos por el material con el que está fabricado el universo e impulsados por una energía que está más allá de las estrellas.

El sol como símbolo, para mí, del amor en su máxima expresión, pues no discrimina, se aleja en esta época del año a los que habitamos el hemisferio norte y nos advierte que es momento de trabajar interiormente. Hay más frío y más escasez de todo. El sol es la fuente de vida y de calor, y su ausencia nos hace vulnerables y las resistencias son menos. Aprovechar este momento y encarnar la experiencia es el resultado de vivir el instante.

Nos reunimos entorno al fuego, al hogar, hay calor en casa durante esta época. Volvemos a ser lo que éramos y esos instantes nos conectan a nuestros ancestros y sabemos de nosotros.

¡Felicidades!

No hay comentarios: